top of page

375 familias del asentamiento Kennedy de Maldonado accedieron ayer a sus nuevas viviendas

Antía señaló que "es básico que en un departamento como Maldonado haya ese equilibrio social".



Se realizó ayer en Maldonado  inició el proceso para el realojo de 375 familias, a las que se suman 42 ya realojadas y a fines de 2024 se completará el realojo de las 530 que viven en el asentamiento Kennedy.


Al tiempo que desde la Intendencia se trabajaba en el realojo del asentamiento El Placer (donde fueron realojadas 230 familias entre 2015 y 2020), se avanzó también buscar una solución definitiva para las familias del asentamiento Kennedy.


Según se explicó desde la Intendencia de Maldonado, Antía durante un viaje realizado hace algunos años a Buenos Aires, observó cómo la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), estaba invirtiendo en distintas iniciativas de desarrollo social. Una delegación del organismo se trasladó a Maldonado.


Luego de varias reuniones con el equipo de gobierno departamental y técnicos se encontró, a través del gobierno nacional una solución definitiva para el financiamiento del realojo, facilitando el Poder Ejecutivo la garantía soberana que era necesaria.


Con la garantía soberana concedida, la administración del intendente Antía pudo acceder a un crédito por 35 millones de dólares para el realojo. El contrato de préstamo entre el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe y el BROU, permitió a la Intendencia acelerar los plazos para mejorar la calidad de vida de 530 familias del barrio.


La fórmula alcanzada fue mediante un fideicomiso financiero de oferta privada, que pagará Maldonado, por US$ 35 millones, conformado por US$ 28 millones que aporta en este proceso CAF y US$ 7 millones el Banco República.


El plazo de pago es a 15 años, con un plazo de gracia para amortizar capital de 56 meses, y una tasa de interés por el contenido social del proyecto, de aproximadamente 1,5% anual que será pago por parte de la Intendencia de Maldonado. El Ministerio de Vivienda también realizó un desembolso. El total de las obras tuvo un costo de US$ 55 millones.


Ayer se demolieron cinco casas de la sentamiento Kennedy previo al comienzo del primer realojo , siguiendo un protocolo que implica cargar la mudanza en camiones de la Intendencia, con ayuda del ejército nacional, y luego demoler las viviendas en el asentamiento. En las últimas horas se tiraron abajo otras seis como forma de evitar que el asentamiento se instale nuevamente.


«Una política de Estado seria»

En su discurso de inauguración de las obras el intendente Antía señaló que cuando asumió su primer gobierno en el año 2000 había en 3.000 familias viviendo en condiciones indignas en Maldonado, unas 15 mil personas.


Antía señaló que «es básico que en un departamento como Maldonado haya ese equilibrio, por eso la Intendencia de Maldonado tiene no solo el tema asentamientos en la mira, sino una inversión de más del 30% del presupuesto invertidos en el área social para lograr ese equilibrio”.


Recordó que en su primer período reubicó el asentamiento en la ex Granja Cuñetti, a lo que se sumó la regularización en asentamientos ubicados en Maldonado Nuevo, Barrio Elisa, San Jorge y América, totalizando las 1.250 familias. Asimismo, logró sacar del Kennedy 150 familias más 50 de El Placer que una vez que dejó el gobierno volvieron.


El intendente agregó que para resolver el tema asentamientos «era necesaria una política de estado en serio» y por ello convocó a todos los partidos políticos. Fue así que en 2015 se logró el respaldo para expropiar tierras para el nuevo barrio.


Adelantó que a fin de año se demolerá la última casa en el Kennedy y luego, con la anuencia de la Junta Departamental otorgada, se venderá para achicar el préstamo tomado. El intendente dijo que el realojo fue posible gracias a “un pienso y un corazón”.


Por su parte el presidente Lacalle Pou señaló que Maldonado goza de la mayor tasa de actividad y empleo en el país, así como de la menor de desempleo, por lo que muchas familias fueron a vivir en ese departamento en procura de mejorar su calidad de vida.


“Duplicamos la inversión destinada a los vecinos que más necesitan, que son los que viven en asentamientos, como lo estipulaba el programa de gobierno, que es un contrato que tiene obligación moral de cumplimiento”, enfatizó el presidente. 


En la oportunidad, indicó que la finalidad de la gestión gubernamental «es lograr que una familia esté tranquila en su casa tranquila y no se le llueva el techo».



1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page