top of page

A Delgado se le infló el pecho hablando de 5 crisis que sortearon en el Gobierno

y se dejó olvidadas las del otro plato de la balanza.


Como es sabido, hace unos días se celebró la Convención Nacional del Partido Nacional, ocasión que el secretario de Presidencia, Alvaro Delgado aprovechó para anunciar que renunciará a su cargo para dedicarse de lleno a la campaña electoral como precandidato presidencial en nombre de Aire Fresco, pero eso no es lo que vamos a destacar hoy, sino el hecho que en su informe de lo que significó la agrupación de Gobierno en los años que ya pasaron de gestión, a Delgado se le escaparon algunos temas, cuando anunció que sortearon “5 crisis”.


Cinco crisis enumeradas de la siguiente manera: 1) Pandemia, 2) la guerra de Rusia y Ucrania, 3) la sequía de verano, 4) la sequía de invierno y 5) la situación en el litoral con Argentina, y nos damos cuenta de que son crisis que no tienen un orígen de causa y efecto directo con las decisiones del Gobierno, entonces si bien todos entendemos que se sortearon con buena nota, dejan en el olvido las crisis que sí fueron efecto por causa de ellos, entonces es momento de enumerar algunas y cuestionar al señor secretario de Presidencia el por qué no se habla de ellas.


El excanciller Ernesto Talvi, deja el cargo a menos de un año de asumir, por presuntas diferencias con el presidente Luis Lacalle Pou y recordemos que el Partido Nacional no llegó al Gobierno solo, sino que llegaron conformando una coalición con varios partidos políticos, entre ellos, el Partido Colorado, que poseía de la mano de Talvi (su líder político por votación) uno de los ministerios con más peso y ahora pasaba a perderlo. Este anuncio llenó portadas, pero qué pasó en la interna cuando los colorados pierden ese ministerio al declararse a un integrante del Partido Nacional, Francisco Bustillo, su sucesor, algo que detonaba una obvia inestabilidad de acuerdos entre los principales socios, pero que callaron.


A continuación se crea el Ministerio de Ambiente y pareciera premio consuelo, que se le ceda la titularidad al empresario y político por el Partido Colorado, Adrian Peña, quien aproximadamente dos años y medio después renuncia tras la polémica que se generó por atribuirse y firmar documentos bajo el título de licenciado en Administración y Dirección de Empresas, quedando como Senador.


En 2021, el ministro de Turismo, Germán Cardoso, también dirigente colorado, renunció al cargo en medio de denuncias por supuestas irregularidades en los gastos de esa cartera, que si bien afectó al partido salpicó a todo el Gobierno, por ser integrante de la coalición y para cerrar la suma este año la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Ache, renunció a su cargo en marco de la entrega de un pasaporte al prófugo Sebastián Marset, quedando como resultado únicamente dos subsecretarios colorados. ¿Acaso no es una crisis que uno de sus principales socios en esta agrupación haya perdido todo su peso en el camino?


Continuando, recordemos que el mismo Partido Nacional, perdió en 2021, a uno de sus principales e histórico dirigente, Jorge Larrañaga, tras este fallecer, quedando el Ministerio del Interior sin su fuerte y sin el par que la Policía tanto anhelaba, la seguridad y los ciudadanos también perdimos. Está por demás decir que su sucesor, Luis Alberto Heber, no solo no llenó el zapato sino que no cumplió y no por sus capacidades, sino porque ese no era su lugar, otro mal movimiento del Partido Nacional, que provocó además gran disputa con los colorados, que querían recuperar su posición en un ministerio de peso.


Cada año acompañando por una crisis que escapa de nosotros se suma una que pudo ser prevista, como la renuncia de Daniel Salinas al Ministerio de Salud Pública (MSP), dirigente que tenía mayor aprobación en la población debido a su excelente gestión, pieza jugada por el fundador de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, otro partido de peso que conforma hoy la Coalición de Gobierno. Si bien Salinas anunció que se debió a un desgaste, la cronología de los hechos coloca su renuncia después de ser el candidato menos votado en la elección de director de la Organización Panamericana de la Salud, situación que también se enmarca con las duras críticas en la región por la decisión del gobierno uruguayo de modificar las normas que regulan la presentación de las cajas de cigarrillos, permitiendo que se vendan cajas blandas y se imprima la marca de cada producto.


Manteniéndonos en la fila de Cabildo, recordemos que el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, le solicitó la renuncia a la entonces ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT), Irene Moreira, en el medio de la polémica generada por la otorgación directa de una vivienda, sin sorteo, a un militante del partido, caso que hasta el día de hoy sigue en investigación.


Segundo mandatario que pierde Cabildo, pero sin perder los ministerios ya que en ambos casos presentaron los reemplazos, siendo Raúl Lozano en el MVOT y Karina Rando en el MSP, ambos integrantes de Cabildo Abierto, ¿qué pasó entonces con los que sí perdió el Partido Colorado?


En el pasar de estos años, sucedieron hechos, que acompañan algunas renuncias, como el “caso Marset”, donde el otorgamiento del pasaporte a uno de los narcotraficantes más buscados destapó una olla, que generó además un impacto negativo en la aprobación de la gestión del presidente, aunque no tanto como lo tuvo el caso del senador por el Partido Nacional, Gustavo Penadés, quien actualmente se encuentra en prisión preventiva tras haber sido imputado por múltiples delitos sexuales contra menores, quien el gobierno defendió su inocencia por ser “amigo”.


Concluyendo, porque no son temas que necesiten ser expandidos y explicados, todos sabemos sobre ellos, nos preguntamos por qué Delgado insiste en que este gobierno “resuelve siendo transparente y dando la cara”, cuando nos han quedados más dudas que respuestas, que va “a pelear para que el partido traccione un nuevo gobierno de coalición”, cuando no ha hecho más que golpear a sus integrantes y expresa que se queda “con la tranquilidad de conciencia de haber dejado todo por este país” cuando afuera siguen habiendo cosas sin resolver y olvidadas. No hubo 5 crisis, hubieron más, más de las nombradas y habría que analizar qué soluciones van a qué lado de la balanza, y cuál plato es el que cae a esta altura de sus 5 años, el que está seguro de que hizo lo que pudo pero bien, no tiene miedo de la verdadera transparencia, pero la autocrítica no la aprendieron.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page