top of page

El coro canta, pero desafinado.

Desde la escuela los que peinamos algunas canas recibimos clases de educación musical en nuestra querida escuela pública, laica, gratuita y obligatoria. Uno de los conceptos esenciales que nos enseñaron fue que primero para formar el coro hay que clasificar las voces y en segundo término lograr que las voces armonicen entre sí. En esos rasgos generales es que pasa por allí ciertos parámetros para que ese coro se escuche prolijo.

Tenemos este fenómeno en el coro del gobierno,el coro canta desafinado,el director del coro ha realizado en sus primeros meses de gobierno una buen performance pandemia mediante y en cierta manera lo posiciono en el contexto regional con buena calificación. Pero ya desde esos momento despuntaba un personaje que fue criando cuerpo y manejando ciertos piolines del coro que empezaron en la coalición de gobierno hacer algunos desafinados del coro.

Adquirió una preponderancia en las conferencias de prensa que incluso llegaba a opacar las declaraciones del propio ministro de salud del gobierno en plena pandemia. Las palabras del veterinario Dr. Delgado en su momento llegó a tener casi más peso que las del propio ministro de salud. A los ojos de la platea el veterinario se metía día a día en nuestras casas en cada conferencia de prensa. Interrumpe a ministros e incluso adelantaba información dejando al presidente en offside en más de una ocasión. Fue construyendo una especie de carretera a la carrera interna de las candidaturas de su partido, obviamente creada desde el cargo de la Torre Ejecutiva. Las desafinadas melodías empezaban aparecer hasta que les explota en la jeta dijera Don Verídico el caso Astesiano en donde todo está muy gris y turbio todavía,Vertical Sky,los pasaportes y los permisos firmados por el veterinario a que ciudadanos rusos ingresaran al país con permisos de excepción en pandemia. Las nubes y los desafinados chillidos del coro empezaron a sonar más fuertes.

Pero el veterinario nunca bajo su protagonismo y la táctica de opinología en todo lo que le fuera posible meter la cuchara mediáticamente. Por allí empezaron a sonar las fanfarrias de que quizás tuviera la chance de heredar la batuta si sorteara la interna de su partido al menos para ser candidato presidencial. Para llegar a ser presidente deberá sortear más obstáculos donde hoy se le coloca delante el muro super alto del caso Penadés. Donde tampoco salió a solidarizarse con las víctimas y si salió a respaldar la institución policial y al ministro Heber.

Ha intentado bajar la ansiedad de poder que destilaba desde su imágen meses atrás la agencia empezó coachear su imagen y hacerlo ver mas simpatico cosa que estara dificil,porque si hay en algo que no es el veterinario es ser simpático. Empezó a entrenar en sacar selfies, no dudo que el curso lo dan en el piso de arriba de Torre Ejecutiva.También se le ve entrar en cada reunión e inauguración que el gobierno tenga saludando como la reina de la vendimia.

Avanza por un pasillo pre electoral en el cual le tocará sortear dentro y fuera del partido nacional afines y desafines del coro. Porque hay algo que el veterinario deberá recordar que para sentarse en el sillón de Torre Ejecutiva va a tener que hacer que el coro afine nuevamente y no se sigan escuchando los chillidos que hoy se escuchan. Tarea fundamental que tiene por delante el veterinario precandidato.



5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page