top of page

El Partido Colorado “necesita una renovación” dice el líder de Rumbo Próspero, Fernando Cataldi

El dirigente sostiene que la llegada de Ernesto Talvi fue "lo peor" que le pasó a esa colectividad política.

Fernando Cataldi, líder de la agrupación “Rumbo Próspero” y diputado (s) del Partido Colorado, en dialogó con Diario La R aseguró que Ernesto Talvi fue “fue lo peor que le pasó al Partido Colorado”. Junto a “Viento de Cambio”, de Guzmán Acosta y Lara, plantean la renovación rumbo a las elecciones de 2024.

– ¿Hacia dónde apunta su sector y como se definen políticamente? – Nuestro movimiento se denomina Rumbo Próspero, con el sublema Agrupación Independiente Batllista. Es un movimiento a nivel nacional, integrado por hombres y mujeres de todas las ramas. Hay obreros, profesionales, empresarios y amas de casa, o sea, el Uruguay mismo. Somos un sector de centro derecha. Definir el centro políticamente es muy fácil, es decír no soy ni izquierda ni de derecha, entonces me mantengo el centro. Es lo mejor dentro de los balances para muchos. Pero la centro derecha que nosotros proponemos para adentro y fuera del Partido Colorado, es de apertura y diálogo, cosa que no se ha dado en los últimos tiempos, en lo que se podría definir como la centro derecha tradicional del siglo pasado. En lo personal tengo relación continua con gente del Frente Amplio, del Partido Nacional, del Partido Colorado y Cabido Abierto. Para nosotros el tema de la apertura es fundamental. Después tenemos una impronta muy fuerte de lo que sería el “Jorgismo” (NDR: por el expresidente Jorge Batlle), con respecto a lo que es la apertura de mercado y que el Estado sea competitivo y entre en competencia, porque eso beneficia al ciudadano de a pie. Eso hace que se logre el libre mercado, sin olvidar las raíces. O sea, el estado siempre tiene que estar presente, pero no ahogar, sino competir porque eso genera buenas posibilidades. Otra de las cosas que nosotros apuntamos mucho, es a la creación de puestos de trabajo, que viene de la mano de lo anterior.

Estamos convencidos de que el abrir las puertas a empresas del exterior da mayores posibilidades a todos los orientales y bien pagas. También se debe tener en cuenta al sector productivo, ya sea ganadero y agrícola, y a las pymes en todos los niveles, porque prácticamente el 70% de todo el movimiento a nivel del país se debe a las pequeñas y medianas empresas. – ¿Cómo observa al día de hoy al Partido Colorado y que queda del legado de Jorge Batlle? – El legado que dejó Jorge Batlle es justamente de apertura y el diálogo, que es lo que nosotros proponemos. Una política franca y directa. Considero que Jorge fue el último gran caudillo de Partido. No hubo nadie que se le acercara y por eso, con su partida, se llegó a perder un liderazgo dentro de la política nacional, pero también de puertas adentro. Jorge sin lugar a duda, fue una luz para el Partido Colorado y un ejemplo a seguir. – ¿Que precisa hoy día el Partido Colorado? – Lo que necesita es una renovación que es lo que proponemos junto a Guzmán Acosta y Lara, líder de “Viento de Cambio”. Por ejemplo, lo que proponía Jorge Batlle de la renovación en todas las escalas, se perdió. En un momento muchos hablan como si esa renovación fuera Ernesto Talvi, y Talvi fue lo peor que le pasó al Partido Colorado. Eso se lo discuto a cualquiera y a las pruebas me remito. Cuando aparece un candidato paracaidista, que en realidad no tenía contacto real con el Partido Colorado y de la noche a la mañana gana una interna, es algo interesante de analizar. En un primer momento, se presentó como allegado a Jorge Batlle, pero quedó más que claro que eso no era tan así. Y el sector que el formó era bastante elitista, escapaba a lo que son los fundamentos y la realidad del Partido Colorado. – ¿Cómo se concibe este acuerdo entre Rumbo Próspero y “Viento de Cambio” de Acosta y Lara, cuando tienen un perfil un poco diferente? – “Viento de Cambio” tiene un perfil bien de centro. Lo que buscamos es crear una fuerza compacta, dónde el electorado tenga las dos opciones. Obviamente que el candidato presidencial es Guzmán Acosta y Lara. Pero el balance se logra con nosotros, “Rumbo Próspero”, que somos centro derecha firme y lo que puede ser un sector de centro izquierda, como “Viento de Cambio”. Porque eso es lo que necesita el partido. Una renovación clara y que en un sólo núcleo se tengan las dos opciones. – Pedro Bordaberry puede reaparecer en la escena política. ¿Que evaluación hace al respecto? – Pedro Bordaberry fue un gran senador y un gran ministro, aportando mucho al Partido Colorado. Pero no representa una renovación en el partido. Bienvenido sea a la competencia para la interna, pero nosotros consideramos que como presidenciable del partido, no sería lo más acertado, ya que se precisa renovación. El Partido Colorado se ha desangrado y uno de los principales motivos fue la falta de liderazgo y el accionar patético de Talvi dentro de la organización. Por eso justamente estamos Guzmán Acosta y Lara. -¿Cómo vienen trabajando en el interior? -Para nosotros el interior es tan importante como la capital. Nuestro trabajo es volver a lograr esa efervescencia colorada en todo el país, la cual se ha perdido. Cada vez más la gente vota un candidato, una idea siempre y cuando no sea la contracara de sus pensamientos más profundos. Hay muchísimos colorados en el país que le han ido prestando el voto, en algunos casos, al Partido Nacional o cómo en la última elección a Cabildo Abierto. Esos votantes están regresando. Pero sin una renovación clara en ideas y en figuras, el partido no va a avanzar. “Sería retroceder si gana el Frente Amplio” ¿Qué opina sobre como está actuando el gobierno? -El gobierno está haciendo las cosas bastante bien, sin olvidar, que es una coalición. O sea, no es decir amén a todo. Podemos por ejemplo tener diferencias de enfoque en el tema de la seguridad. No obstante, venimos de tres gobiernos anteriores, dónde se perdió mucho en áreas como educación y seguridad. Se está haciendo un buen gobierno y lo podemos comparar con lo que es la región, en especial lo que sucede en Argentina. Pero se necesita otro período más para poder profundizar en las diferentes políticas que se vienen llevando a cabo. Algunos resultados como en materia educativa recién se podrán ver a fines del próximo período. Soy un convencido que la coalición llegó para quedarse y le hace más que bien a la democracia. El electorado tiene dos opciones: la izquierda, por un lado, y la coalición por otro. El Frente Amplio está dominado por el Partido Comunista, quien lo maneja junto al Pit Cnt. A eso se suma un Partido Socialista muy disminuido, un MPP que pelea con los comunistas, su lugar y otros sectores minoritarios. ¿Y qué podría pasar si en 2024 ganara el Frente Amplio?. -Espero que eso sea ciencia ficción. La posición de ser oposición siempre es la más cómoda. Un ejemplo es la reforma jubilatoria, y este gobierno lo hizo. Por ejemplo, el Frente Amplio dice que volvería para atrás. O sea, se retrocedería. ¿Y si el Frente Amplio ganara pero sin mayorías parlamentarias?. – Ahí tendrían que aprender a tener más diálogo y a escuchar más, cosas que no hacen. Pero eso no significa que no se estaría ante un retroceso en la República, porque el gobierno igualmente en ese caso hipotético, sería frenteamplista. Y una de las cosas que a nosotros nos preocupa, es que las figuras que son las que tienen posibilidades de ganar la interna no se caracterizan por su buen diálogo.



12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page