top of page

Foro de la Multipolaridad. Universidad de Lomonósov. Moscú. 26 de febrero 2024. Dr. Ismael Blanco Martino.



Amigos y compañeros:

Como en las asambleas estudiantiles para no repetir muchos conceptos, cuando a uno le toca hablar del medio para atrás, voy a intentar al menos decir algo distinto.

 

Estando en la Conferencia Parlamentaria Rusia- América Latina, en octubre del año pasado, recuerdo que Viacheslav Nikonov, diputado de la Duma Estatal Rusa, nos planteaba que cuando hablamos del “Sur Global” pensemos si son éstas las palabras más adecuadas para referirnos a dichos países.

 

Es un tema para pensar, quizá sean las más pertinentes para referirnos al tema del que  todos estamos hablando aquí. El Profesor Atilio Borón, en su ponencia recién nos recordaba al comandante Fidel Castro hablando de la “tricontinental” y de los países “no alineados”. Me viene a la mente parafraseando a Machado aquello de un mundo que nace y el otro que muere…

 

Digo esto porque también es bueno que nos preguntemos ¿dónde está la brújula? ¡Porque también en el Sur hay un Norte y en el Norte hay un Sur!

 

Rusia está en el Norte geográfico y esto al menos es un detalle interesante para tomar en cuenta, porque sin embargo Rusia es parte de la respuesta mundial necesaria a la hegemonía que estamos planteando y que hay que transformar.

 

Pero también quiero reflexionar -yo que vengo del Sur geográfico- que hace más de 100 años al decir de nuestro reconocido artista plástico uruguayo y maestro del Constructivismo Joaquín Torres García, “nuestro Norte es el Sur” y para graficarlo daba vuelta el planisferio en su obra…

 

Como todo lo que se ha construido en textos y discursos, las palabras nunca son inocentes ni caprichosas; todas contienen un componente ideológico profundo, parafraseando al gran intelectual y revolucionario italiano, Antonio Gramsci: “La realidad está definida por palabras. Por lo tanto, el que controla las palabras controla la realidad.”  Y en análogo sentido Ryszard Kapuscinski escribió en sus crónicas periodísticas de su extensa obra literaria: “que el comienzo de las guerras no lo marca el primer disparo con un arma de fuego si no el cambio del lenguaje. El lenguaje del odio llega antes que las bombas.” 

 

A nuestros amigos del África aquí presentes, les consta las palabras del patriota polaco, que con sus propios ojos y a través de su maravillosa pluma, nos hizo ver el dolor y la tragedia del colonialismo y neocolonialismo de Occidente sobre sus pueblos, tan lejos de la mano de Dios y tan cerca y olvidados por el mundo unipolar y hegemónico de EEUU y potencias europeas que lo devastaron.

 

No es la primera vez en la historia que las voces de los pueblos se alzan y remontan vuelo, sin embargo, las turbulencias, las contradicciones; las traiciones; el hábil accionar del enemigo una vez y otra también, en los momentos de crisis, se defendió la conocida tesis de la Ciencia Política del “gatopardismo” expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa, afirmando: “si queremos que todo siga como está es necesario que todo cambie”, pero que cambie como una gran estafa donde no cambia nada.

 

Bajo esta consigna se ha sostenido el poder hegemónico de EEUU y sus aliados; se implementó el Consenso de Washington; se proclamó a través de Fukuyama el “fin de la historia”; se pretendió hacerles creer a los pueblos que se había llegado al punto cúlmine de una organización social mundial, con una centralidad unipolar dictada desde Davos y en materia de policía y gendarme basada en la expansión territorial y permanente de la OTAN frente a todo aquel que osara desafiar esta concepción…

 

Nuestros amigos de la Federación de Rusia saben perfectamente de lo que estoy hablando, porque hoy en el este, ¡hoy en Ucrania se lucha contra el fascismo!

 

En los hechos, como en un archivo de una computadora, el mundo unipolar manda a la basura todos los principios libertarios e igualitarios consagrados en la Revolución Francesa y en la Carta de los Derechos del Hombre. Pretenden borrar la historia de los dos últimos siglos.  Creen que fácilmente se puede mandar al olvido las luchas sociales y sus conquistas, por las que millones de mujeres y hombres pagaron con sus vidas!.

 

Más cerca aquí en el tiempo, pretendieron también torcer grotescamente los hechos de la II Guerra Mundial y apropiarse de la Victoria contra el nazismo y fascismo desconociendo la gloriosa épica del pueblo ruso y soviético que pagaron con 27.000.000 de vidas el precio de la libertad para la Unión Soviética y toda Europa.

 

¡Llegaron a consumar la afrenta y el agravio máximo al pueblo ruso heredero de la Nación Soviética al no permitir que sus autoridades - incluyendo al presidente Putin                        - asistieran a la conmemoración de la Liberación de Auschwitz por el Ejército Rojo!

 

Mientras toda esta podredumbre se plantea, paralelamente emerge con la fuerza de un huracán la nueva concepción del Mundo Multipolar, como una concepción emancipadora y omnicomprensiva de todos los países del planeta. Y esto no es sólo en el discurso, son acciones metódicas y permanentes. Como lo dijo el Profesor Borón, no se trata de diplomacia de palacios sino de realidades.

 

Hoy los BRICS se han trasformado en la herramienta donde se desarrolla la nueva concepción del mundo multipolar. Sin jefes ni gendarmes.

Esta mañana, en este Foro, María Zajárova, nos decía: “Los BRICS no son un instrumento de ayuda, por ejemplo, para que alguien consiga algo…Los Brics son una nueva forma de concebir el comercio; son oportunidades para que los países se desarrollen en diversas áreas, como la economía, la ecología, la seguridad, la tecnología, la educación y la cultura.” …  Y finalmente culmina diciendo, “Los BRICS son una nueva forma de pensar. Se puede ser independiente y, al mismo tiempo, unirse y estar con nosotros y seguir protegiéndose y manteniendo la dignidad nacional…”

 

Estimados amigos: de derrotas y de dolores sabemos, pero a pesar de ello seguimos pensando con profundo optimismo, ¡que sí! que otra sociedad es posible! Que esta visión no se trata de puro capricho ni de voluntarismo.

 

Debemos tener clara esta premisa, la que sólo será posible si estamos profundamente convencidos y actuamos en esa dirección de manera pragmática, metódica, ordenada y permanente, sin vacilaciones; sin oscilaciones y sobre todo sin derretirnos frente a las veleidades del poder como la cera la vela lo hace ante el calor del pabilo encendido.

 

Hoy el mundo está en plena 4ta. Revolución Industrial basada en la tecnología, la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología y el desarrollo de la comunicación entre otros. Sin embargo, cada minuto que pasa mientras digo estas palabras, vergonzosamente mueren niños de hambre, o quedarán marcados para siempre por la desnutrición; o quedaran marcados para siempre por las bombas que minuto a minuto van cayendo en Gaza.

 

 La riqueza se acumula en progresión geométrica de manera obscena e inmoral en pocas manos dado que el 1 % más rico ha acaparado casi dos terceras partes de la nueva riqueza generada desde el 2020 a la fecha, lo que representa casi el doble que le 99 % restante de la Humanidad.

 

La fortuna de los mil multimillonarios que nos recuerda el Presidente Putin está creciendo a un ritmo exponencial y alcanza a los 2.700 millones de dólares al día,   mientras que al mismo tiempo vemos la penosa vida de la mayoría de la humanidad, por decirlo de alguna manera, no dista mucho de aquella vida miserable de los niños que trabajaban en las minas de carbón en Inglaterra industrial y morían exhaustos porque poseían pequeñas manos para ser explotados.

 

La respuesta a estos problemas SÍ Y SÓLO SÍ ESTA EN LA EMERGENTE MULTIPOLARIDAD, dado que nos brinda la única alternativa POSIBLE Y EMANCIPADORA EN LOS TIEMPOS QUE VIVIMOS.

Y termino diciendo queridos amigos, Alfredo Zitarrosa, un poeta de mi patria, un cantor, decía que nuestros pueblos son como “témpanos gigantes sumergidos que estremecen.”

¡Esperemos que emerjan!…

 

Muchas gracias


12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page