top of page

Hasta el año 2022 se contabilizaron más de un millón de armas de fuego entre registradas e ilegales

Hoy se celebra el Día Internacional para Concienciar sobre el Desarme y la No Proliferación



En un panorama global actual tan convulsionado llega una de las celebraciones más relevantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se trata del Día Internacional para Concienciar sobre el Desarme y la No Proliferación, que tiene como objetivo promover la paz y la seguridad de todas las naciones.


Aunque la mayoría de los países de América Latina mantienen estrictas medidas sobre el control de armas, estos esfuerzos se ven socavados por el flujo ilícito de material que llega desde el extranjero, especialmente de Estados Unidos.


Solo países como Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay la tenencia de armas por parte de civiles está permitida, pero se requiere una licencia. Mientras que en otros lugares como: Bolivia, Colombia, Cuba y Perú piden además una buena justificación para tener un arma.


En Uruguay desde el año 2020 se han registrado 1.412 homicidios, en su mayoría por arma de fuego. Según un informe en el año 2018 de la organización Small Arms Survey, a finales de 2017 había 34.7 armas por cada 100 habitantes en Uruguay, siendo el quinto país en el mundo con más armas per cápita en manos de civiles. Se estima que hay 1.2 millones de armas en Uruguay.


Desde 2014 hasta 2022, en el país, la División Registro Nacional de Armas recibió 26.217 pedidos de informes por parte del Ministerio del Interior y el Poder Judicial. De ese total, 834 armas habían sido denunciadas como hurtadas y 386 figuraban como extraviadas. A su vez, 5.508 carecían de registro. El resto, 20.019, no habían sido denunciadas ni por hurto o extravío, pero sí estaban registradas.


Del total de armas registradas en Uruguay hasta el 2022, el 2,5% (15.066) están en manos de empresas. El 5,5% (33.335 unidades) pertenecen al Ministerio del Interior en tanto el 0,85% (5.519) están en manos de empresas públicas y otras reparticiones del Estado.


Según los datos disponibles hasta septiembre de 2022, había 16.957 personas físicas que cuentan con más de tres armas registradas. A su vez, hay 2.477 uruguayos que, en forma particular, tienen registradas más de ocho armas.


Políticas de desarme

Todos los 5 de marzo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, pretende reafirmar las políticas de desarme y la no proliferación, sobre todo se centra en el rechazo a las armas de destrucción masiva y el compromiso de los Estados miembros de tomar medidas concretas con ese fin. Los Gobiernos, las organizaciones gubernamentales, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales son los principales promotores de estos valores en la educación.


La acumulación excesiva de armas convencionales y el tráfico ilícito de armas ligeras y de pequeño calibre ponen en peligro la paz, la seguridad internacional y el desarrollo sostenible, mientras que el uso de armas explosivas en zonas pobladas pone en grave peligro a la población civil.


Las tecnologías armamentísticas nuevas y emergentes, como las armas autónomas, suponen un reto para la seguridad mundial y la comunidad internacional en los últimos años se muestra muy preocupada por este tipo de armas.


En la región de América Latina, existen ciertas restricciones para el uso de arma de fuego, pero esas leyes no se han traducido en menos armas circulando en las calles de la región, de acuerdo a la ONU, en el continente americano se concentra el 37% de los homicidios de todo el planeta, con apenas 8% de la población mundial.


En el Día Internacional para Concienciar sobre el Desarme y la No Proliferación, se busca concientizar a la opinión pública mundial, para que  comprenda que el desarme contribuyen a mejorar la paz y la seguridad, a prevenir y poner fin a los conflictos armados y a frenar el sufrimiento humano causado por las armas.


9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page