top of page

Lafluf: “Cerramos un buen año en muchos sentidos y esa es una buena noticia para el país”

El BROU: Desde el posicionamiento crediticio al apoyo al agro en el 2023 a un 2024 con recambio generacional en la planilla y la implementación de una nueva modalidad de pago con QR.



El Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) cerró el 2023 con ganancias históricas que superan los 600 millones de dólares, así como con un reposicionamiento de las tarjetas de crédito y el inicio de migración de tarjetas de débito Maestro a tarjeta Master Débito y Master Débito Recompensa. Además, recordemos el apoyo al sector agropecuario y a departamentos del litoral oeste ante la situación cambiaria de Argentina. Teniendo en cuenta todo lo transcurrido durante ese año y ante uno nuevo, hablamos con el vicepresidente de la institución, Alejandro Lafluf.


“Cerramos un buen año en muchos sentidos y esa es una buena noticia para el país también, porque somos el banco de todos los uruguayos” inició antes de expresar que hay varios motivos para enumerar, destacando primero el “esfuerzo y compromiso” del banco y segundo la unidad del directorio que “permite implementar líneas de trabajo y que sin ella el banco trabajaría de forma estándar”, añadiendo que “es la que nosotros tratamos de mantener hasta el final del período”.


Recordemos que el BROU recibió el premio al mejor banco del país de The Banker y el del diario El País al banco con mejor reputación, pero también estuvo al lado de aquellos sectores que por diferentes motivos se vieron afectados, siendo, según mencionó Lafluf, “uno de los grandes desafíos: cómo conciliar la eficacia en la obtención de buenos resultados con el cumplimiento del mandato de desarrollo, protección y apoyo del banco como banco país” concluyendo que “se estuvo a la altura de las circunstancias” porque “estuvo al lado de las gremiales, al lado de los intendentes, al lado de las instituciones, estuvimos presente con la gente escuchando para luego implementar, llevamos adelante instrumentos para ayudar a solventar la pandemia en nada menos que en todo el sistema productivo y lo mismo tras la sequía”.


El vicepresidente nos explicó que “el banco tiene tres dimensiones: la dimensión empresarial que hemos estado atendiendo permanentemente, que tuvo el impacto de la pandemia, de la sequía y donde venimos desplegando toda una gama de actividades, como financiamientos con las mejores tasas y los mejores plazos, implementado incluso en el agro la compra de campo para pequeños productores” a lo que denominó “una suerte de revolución silenciosa”.

Otra dimensión “es el sector personas, donde hay dos cosas muy importantes, el reposicionamiento en materia de tarjetas de crédito de la mano de Mastercard, alcanzando ya las 300.000 tarjetas, compitiendo así por el primer lugar; y ese reposicionamiento viene acompañado de un recambio en la tarjeta de débito Maestro a una tarjeta más moderna, acorde con el mundo digital, que es la Master Débito y la Master Débito Recompensa” y mencionó que “también hemos hecho cosas en materia del crédito fácil, simplificando el acceso, trabajando en materia de tasas y plazos”. Dentro de este punto destacó también el onboarding digital y la implementación de la tecnología en los servicios del banco, implementando dentro de poco el pago en comercios con QR.


La tercera dimensión es “el mandato del banco como banco país, la banca de desarrollo, donde realizamos todo un trabajo a nivel nacional e integral, con un brazo ejecutor en microfinanzas, operando en un nivel vulnerable de la población y en el sistema de producción familiar, que necesitan otro tipo de abordaje”.


Nos gusta estar al tanto, no solamente de lo que sucede, sino de lo que acontece y en ese timing nosotros tratamos de estar cerca, porque nos permite responder mejor, desarrollar mejores productos y profundizar políticas, como los descuentos que hemos implementado en todo el litoral, tenemos presencia en cajeros, este año instalamos 20 puestos y esa presencia territorial no la podemos descuidar”, añadió concluyendo que “hay todo un esfuerzo destacable en lo que ha sido el trabajo desde que nos tocó asumir esta responsabilidad”.


Cabe aclarar que del total de las ganancias al cerrar el año, un 50% va a Rentas Generales y un 30% a proyectos de desarrollos de interés del Poder Ejecutivo, entonces “cuanto mayor ganancia hay, con más recursos cuenta el país” y luego la implementación de esas políticas “se escapa al Banco República porque es trabajo del Estado uruguayo”.



Recambio generacional, estafas y objetivos del 2024

Otro hecho que se ha vuelto histórico para la institución es que aproximadamente el 40% de la planilla se jubila y está la duda de cómo será el proceso, a lo que Lafluf nos informó que “cuando nos tocó asumir estábamos al tanto de la situación”, entendiendo que “eso genera un impacto en cualquier empresa, entonces decidimos abordarlo con tiempo y de manera preventiva” donde “se hicieron varios concursos con una demanda extraordinaria, se armaron las listas y las vacantes se han ido cubriendo de manera completamente controlada”, admitiendo que “fue un desafío porque implica que personas con una experiencia de años se nos vayan, pero una de las cosas que hemos intentado lograr en el recambio es una superposición para que los nuevos se puedan alimentar de la experiencia de los viejos antes de que estos se vayan del banco”. A su vez recordó que es una institución con expectativas reales de crecimiento y carrera, por lo que a muchos altos puestos se acceden por concurso interno.


Consultado por las estafas y cómo desde el BROU han actuando destacó que “los sistemas del banco no han sido vulnerados y son completamente seguros, lo que ha ocurrido es que la confianza de las personas ha sido vulnerada, entonces nosotros hemos hecho todo un esfuerzo de hacer campañas educativas para que la gente no entregue claves, ni contraseñas, no entregue factor de autenticación, datos personales y comunique sobre aquellos correos o mensajes que desde el banco le lleguen por un supuesto problema o cambio, por que nunca le vamos a pedir ningún dato que ponga en riesgo la seguridad de su cuenta” añadiendo que “de todas maneras en más del 60% de las operaciones, cuando ha habido una denuncia, se recuperó el dinero”.


Finalizando hablamos de los objetivos y metas para este 2024, a lo que respondió que “es de alguna manera continuar en la senda que nos hemos trazado, seguir al lado del sector productivo, seguir escuchando y trabajando con la unidad que tenemos en el directorio, para poder implementar líneas de trabajo del banco codo a codo con los servicios” y quiso transmitirle a las personas que “el Banco República es un banco sano, está activo y comprometido, porque tiene funcionarios comprometidos y este año queremos ir a más, porque hay margen para ir a más, como dice el presidente Ferrer”.


En lo personal, sinceró que su puesto de vicepresidente en la actual directiva “implicó un crecimiento porque me ha puesto en contacto directo con una cantidad de situaciones y el banco es un instrumento muy noble, con el que el país cuenta para su crecimiento y desarrollo y la verdad que ha sido una experiencia muy reconfortante, donde pude plasmar todo el estudio y toda la toda la formación que yo había obtenido en mi trayectoria laboral y en el banco”.

1 visualización0 comentarios
bottom of page