top of page

Liberan a una de las dos uruguayas detenidas en Bolivia por tenencia de marihuana

La mujer de 60 años había sido detenida junto a su hija Virginia el pasado 17 de marzo.



Después de pasar tres meses en la cárcel de Obrajes en La Paz, Bolivia, una de las dos mujeres uruguayas detenidas por presunto “narcotráfico” fue liberada este miércoles, confirmó a Diario La R el activista pro cannabis Julio Rey. Según el “Mandamiento de libertad” dictado el pasado lunes 1° de julio por un juzgado penal, Silvia debió ser liberada  antes pero trámites administrativos demoraron su concreción.


El Juzgado de El Alto (La Paz) emitió el martes una orden de liberación para Silvia, de 60 años, quien fue absuelta de los cargos. Su defensa esperaba que la orden fuera cumplida administrativamente antes del mediodía del miércoles pero finalmente se concretó cerca de las 20 horas. Silvia fue detenida junto a su hija Virginia, de 27 años, el pasado 17 de marzo en el aeropuerto de El Alto, en La Paz, mientras se disponían a regresar a Uruguay después de sus vacaciones. Las autoridades bolivianas descubrieron que la joven llevaba siete gramos de cannabis en su equipaje. Aunque Virginia argumentó que la marihuana era para consumo personal, la justicia boliviana investigó el caso inicialmente como “tráfico de estupefacientes”. Desde la audiencia de arresto el 18 de marzo, ambas mujeres han permanecido en prisión preventiva. La familia de las detenidas emitió recientemente una carta solicitando de forma “urgente” la intervención del gobierno uruguayo en el caso.

Fuentes cercanas a la causa consultadas por La R afirmaron que la respuesta del Canciller uruguayo, Omar Paganini se limitó a expresar a la familia de las detenidas que «no podían hacer nada», pero confirmaron también que la embajada uruguaya en Bolivia sí realizó gestiones para lograr la liberación. Consultado por La R, Julio Rey, referente de la Agrupación de Cultivadores de Cannabis del Uruguay (Acca), explicó que su organización en este momento se encuentra “en un proceso de adhesión a la misiva de los familiares con ese pedido, buscando apoyo de organizaciones sociales, principalmente de Ddhh, feminismos y de índole cannabica también”. Rey explicó que “lo que se está pidiendo ante la situación de las dos compatriotas en Bolivia es que Cancillería haga el acompañamiento para garantizar el debido proceso”.


Acerca de la situación particular en Bolivia, Rey comentó que allí “hay gente condenada a 10 años de prisión por un gramo de marihuana” porque en ese país el consumo está penalizado aunque aclara que esto no suele ser castigado con “prisión efectiva” y sí con la obligación a someterse a un tratamiento contra las adicciones que según explica, termina siendo “una especie de prisión domiciliaria”. En el caso de ser extranjero “se te excarcela y se te expulsa del país”, expresó.


En ese sentido Rey afirma que la legislación boliviana se encuentra dentro de un contexto “prohibicionista” lo cual asegura “respetar” pero reclama una revisión para este tipo de condena que enfrentan las uruguayas proviniendo de un país en donde esta sustancia se encuentra regulada. Acotó que para Silvia (la madre) se confirmó “su sobreseimiento, su liberación que burocráticamente lleva hasta 48 h. hábiles” que ya se cumplieron este miércoles.


Para el caso de Virginia (la hija), tendrá que fijar un nuevo proceso abreviado en donde reconozca la acusación de consumo y se procese su excarcelación para su posterior expulsión del país. “Puede haber una pequeña diferencia entre la liberación de una y de otra si todo sucede como estamos esperando”, comentó Rey quien se encuentra en contacto con distintos actores de la causa. Finalmente dijo que se encuentran “esperando la repatriación de estas dos mujeres, madre e hija porque más allá de las legislaciones bolivianas entendemos que ya se pagó con suficiencia la falta que se pueda haber cometido”.


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page