top of page

Procesan a dos personas por “peligro de desastre ferroviario en grado de tentativa”

Habían robado cables del nuevo ferrocarril central.



La Fiscalía Departamental de Durazno de 2° turno, a cargo de la fiscal Daniela Revello, imputó a un hombre y una mujer detenidos mientras extraían cables de las instalaciones subterráneas de las vías del tren y fueron imputados por un delito de “peligro de desastre ferroviario en grado de tentativa, en concurso formal con un delito de daño agravado”.


Esta es la primera vez que se registra una tipificación de este tipo. La fiscal solicitó como medida cautelar de prisión preventiva para ambos imputados pero el juez decretó la medida de arresto domiciliario por el lapso de 120 días, mientras la investigación continúa a los efectos de presentar la acusación del caso.


Días atrás el el presidente de la Cámara de la Construcción y director de la empresa Saceem, Alejandro Ruibal había alertado que se estaban robando cables de fibra óptica que se encuentran a lo largo de la nueva vía del ferrocarril central. “Hay que entender que ahora va a venir un ferrocarril de verdad, no se puede andar haciendo ese tipo de daños porque si hay un accidente no va a ser de un tren chiquito a 40 kilómetros por hora” había dicho Ruibal.


El cableado cumple la función de transmisión de datos al sistema operativo de las señalización de las vías férreas, lo mismo que la fibra óptica que complementa la instalación y transmite datos del sistema operativo ferroviario y sistema de comando de señalizaciones del tren (datos móviles) que ya se encontraba operativa en dicho tramo.


El 20 de enero los imputados se encontraban sobre las vías del ferrocarril a las afueras de Durazno cortando y extrayendo cables de las instalaciones subterráneas paralelas a la vía, a las que accedieron removiendo las tapas de cemento. En el dictamen fiscal se indica que el hecho fue advertido por los funcionarios policiales “quienes al advertir que dos personas se encontraban agachados sobre la vía, se acercan a éstos, encontrando que las cámaras que contienen el cableado completo de la línea estaban destapadas y en el lugar había una tenaza en el suelo, además de dos bicicletas y una mochila conteniendo 13 rollos de 7 mt de cable de cobre (91 metros en total)”. Tras las declaraciones la fiscalía solicito el procesamiento lo que fue aceptado por el juez.




0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page