top of page

Una nueva vida: comienza el realojo de las familias que viven en el Asentamiento Kennedy


Se llegó a este primer realojo colectivo de 375 familias del Asentamiento Kennedy, proceso que continuará durante este 2024, previendo sobre mitad de año tener realojadas a las 530 y erradicado el asentamiento.


Como en todo este proceso se fue seleccionando aquellas con mayores dificultades, con niños o ancianos a cargo y evaluando el entorno.


Si una familia dependía de otra para el cuidado de los hijos o abuelos, también se tuvo en cuenta a la hora de realojar. En el viejo Kennedy la Intendencia de maldonado, junto al Ejército Nacional, comenzará la mudanza de 375 familias este 21 de febrero.


La Intendencia de Maldonado informó que ese departamento “ha sido pionero en soluciones en materia de asentamientos que buscan recuperar la dignidad de vivir mejor de las familias”.

Al tiempo que trabajaba en el realojo del asentamiento El Placer(donde fueron realojadas 230 familias y recuperado ese espacio a orillas del arroyo Maldonado para el disfrute de la gente)se avanzó también en la solución definitiva para las familias del asentamiento Kennedy.


En el segundo período del intendente Enrique Antía (2015-2020), el gobierno de Maldonado llegó a un acuerdo con los propietarios de los dos padrones donde fueron realojados los vecinos que residían en El Placer y ahora los del Kennedy. Luego de una negociación llevada adelante con los propietarios de los predios, en el año 2016 se cerró la compra para poder avanzar.


La cifra invertida por parte de la Intendencia de Maldonado fue de 1.3 millones de dólares al contado más tres terrenos propiedad de la Intendencia que hacía siete años estaban a la venta sin que aparecieran interesados en los mismos, ubicados en Manantiales. El precio final rondó los siete millones de dólares.


Allí se comenzó con el fraccionamiento, la urbanización, las calles, llevar servicios como luz, agua y saneamiento, iniciando el camino para un nuevo barrio. En ese proceso la intendencia invirtió más de 4 millones de dólares. Pero para el realojo, aún faltaba una fuerte inversión para hacerlo posible.


El inicio de la idea

El intendente Enrique Antía durante un viaje realizado hace algunos años a Buenos Aires, observó cómo la CAF estaba invirtiendo en distintas iniciativas de desarrollo social, y fue en ese momento que les sugirió hacerlo en Uruguay y en Maldonado, invitando a ese organismo a involucrarse en el proyecto. Fue así que inició una serie de contactos con la entidad crediticia y posteriormente con el gobierno nacional.


El jefe comunal tenía a favor el cumplimiento de los compromisos asumidos por parte de la intendencia de Maldonado y propuso desde esa óptica que era un plan de Maldonado, que pagaría Maldonado.


Luego de varias reuniones con el equipo de gobierno departamental, técnicos y el gobierno nacional, se encontró una solución definitiva para el financiamiento del realojo. Fue así que se avanzó la construcción de un nuevo barrio con todos los servicios (entre los que figura una escuela, un CAIF, policlínica, policlínica de atención a la mujer que construirá ASSE, centro comunal y plazas). El concepto iba más allá de un realojo de familias, sino que se pensó como un nuevo barrio, integrado con otros y con toda la sociedad. Por eso, luego de finalizada la mudanza total, avanzará la construcción de plazas de deportes para hacer de ese lugar, un lugar de encuentro, sobre todo con campeonatos de fútbol femenino que viene creciendo en Maldonado a buen ritmo.


Se destinarán 35 millones de dólares para concretar el realojo. El contrato de préstamo entre el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe y el BROU, permitió a la Intendencia acelerar el realojo de más de 500 familias del barrio.


Lo logró mediante un fideicomiso financiero de oferta privada, que pagará Maldonado, por US$ 35 millones, conformado por US$ 28 millones que aporta en este proceso CAF y US$ 7 millones el Banco República. El plazo de pago es a 15 años, con un plazo de gracia para amortizar capital de 56 meses, y una tasa de interés por el contenido social del proyecto, de aproximadamente 1,5% anual.


A todo esto también vale mencionar que el Ministerio de Vivienda, en esta administración, aportó  una partida de 3 millones de dólares.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page