top of page

UTE logró reducir en un 3% la energía no facturada: significan U$S 15 millones por año

La presidenta de la empresa, Silvia Emaldi, destacó la tecnología de los nuevos medidores que detectan irregularidades.



La presidenta de la UTE, Silvia Emaldi, destacó el trabajo de la empresa pública en el recuperar la energía no facturada por conexiones irregulares o modificación en los medidores.


UTE lleva adelante, desde 2021, un plan para reducir la pérdida de energía. Dijo que al inicio de esta administración, la pérdida de energía representaba un 12% de la producida. Esto implicaba no facturar, debido a conexiones irregulares o modificaciones en los medidores. Emaldi afirmó que se redujo en un 3% la pérdida por ese motivo e indicó que cada punto porcentual significa una facturación de 15 millones de dólares. Asimismo, aclaró que el monto recuperado contribuye a un menor ajuste de tarifas.


Esta estrategia también incluye los medidores inteligentes colocados por la empresa estatal, ya que, si una persona pretende vulnerarlos, el dispositivo envía un aviso al centro de cómputos, que habilita a que una cuadrilla efectúe una inspección.


En paralelo, el organismo ha dispuesto un plan de inspecciones en todo el territorio nacional, basado en la información que proporciona un software con inteligencia artificial, que, con base en determinados parámetros de consumo, detecta los puntos donde podría estar ocurriendo algún acceso irregular.


La jerarca agregó que la UTE desarrolló un plan de inclusión social para regularizar el servicio en los hogares de contextos vulnerables. Este año se prevé alcanzar unos 12.000, una cifra similar a la de 2023.


Una vez en regla, las familias automáticamente acceden al bono social de energía eléctrica, una herramienta creada por el organismo, en conjunto con el Mides. La iniciativa comprende descuentos de ente 80 y 90% de la tarifa.


1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page