top of page

Un silencio que hace ruido


Después que Alberto Iglesias,expresidente de Casa de Galicia,explotara la

bomba adjudicando intenciones del gobierno por cerrar la mutualista,solo se

escuchó silencio.


Silencio,que todo el mundo se calle…Rodolfo Morandi puso letra y música a este

candombe,y como estamos en el carnaval más largo del mundo, al gobierno le vino

como anillo al dedo esta letra.



Alberto Iglesias, expresidente de Casa de Galicia,habló y mucho.Y se está

paseando por todos los medios de prensa explicando las indicaciones y pedidos de

Alvarito, un amigo,como dice Iglesias.


Bueno,con amigos como ese no necesitas enemigos y sabemos porque lo decimos,

ya que otros sufrieron cosas de ese estilo del personaje pre candidateado.


Como dice mi tío Cacho, ¡si jodes mucho,hablo!


Alvarito se caracteriza en algunas de sus rnelaciones por vender carne podrida.En

términos periodísticos, hablando te dice una cosa,actúa de otra y tal cual Poncio

Pilato,se lava las manos.

Iglesias apostó por su amistad aparentemente con Alvarito, pero resultó lo que

anteriormente indicamos:te hace el abrazo del oso y te deja fuera de servicio.

Dentro de las diversas situaciones que ha pasado este gobierno, una de las perlitas es

Casa de Galicia.Y como venimos presenciando, la idea de estratégia comunicacional es

silencio y descalificar al que denuncia.


No vamos a salir a defender lo actuado por Iglesias porque él solo sabe hacerlo.

Lo que sí debemos poner sobre la mesa es que a los usuarios y trabajadores de Casa

de Galicia no les están dando explicaciones de los últimos sucesos.

Tampoco lo hacen con la sociedad en su conjunto.

Se mezclan intereses detrás de la salud que, por momentos oscurece el escenario de

manera preocupante.


El saber que estamos en manos de personas que dirigen la política de salud del país, al

decir de Iglesias como el subsecretario de salud Lic. José Luis Satdjian preocupa.

Iglesias dice que Satjian hace los mandados de la lista 404 de Alvarito.

Y entrenado por Alvarito,se esconde detrás de sus prominentes cejas,no habla ni

contesta.



¿A que mandados se refiere Iglesias?

¿Opera el subsecretario para un grupo empresarial de salud?

¿Qué esconde el gobierno que no habla sobre este tema?

¿Alvarito y Salinas fueron parte del cierre de Casa de Galicia, políticamente

hablando?

¿El presidente solo pasó a saludar en este tema?

Muchas preguntas surgen de esta triste historia que las víctimas son trabajadores y

usuarios que, en el merequetengue este,quedaron mirando la fiambrera, como decía mi

abuela.

¿Ningún fiscal de oficio llama a Iglesias para que aporte los audios que tiene?

Iglesias denunció que le robaron de su casa dos celulares y dos armas de fuego.

Eso,en mi barrio, se llama mensaje,apriete,de queruza la merluza, te vamos achicando.

Lo que no ponen en la ecuación todos los involucrados en el tema es que este tipo de

cosas, más allá de socavar a los trabajadores y usuarios,habla muy mal de la política y

de nuestros gobernantes.


Habla de la suspicacia de lobbies con nuestra salud.Habla de el teje y maneje de

intereses mayores a la salud de los orientales,habla de un rubro con negocios

millonarios, habla de un estado que no manejo correctamente el tema.

Habla de un poder judicial que lo empujaron a actuar quedando agarrado del pincel.

Con el chiste de un juez dictaminó… dejamos abierta una puerta muy amplia.


¿Que hechos y acciones fácticas se hicieron para crear un escenario para que el juez

resolviera ante la ausencia de soluciones?

En esta catarata de cagadas,si cagadas.Porque ya no se puede seguir disimulando

el olor que sale de este tema.

¿Quién es la próxima víctima?

Que le van a plantar y a quienes para ir por otras joyitas de nuestro sistema de salud,

baluarte institucional construido por el mutualismo uruguayo, o sea ,por el pueblo

oriental.

Ese mismo pueblo que hoy está impávido viendo como se sacan los trapos al sol y se

llaman a silencio.

Y en esto no hay izquierda y derecha, no hay gobierno y oposición.Acá hay

damnificados en los cuales no se piensa.

Y hay algo peor que pareciera ser que les importan un carajo.

¡Sobre las joyas de mi abuela,no pasarán ni Alvarito ni Satdjian!

6 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page